julio 2018
Abya Yala ACIN ACISC ACIT ACONC Acuerdo Final Afrocolombianos Afrofeministas Agencia Prensa Rural ALCALDE Alexander Escobar amazonia Amenazas America Latina ANZORC Arauca Arte para la paz ASCAL-G Asesinatos ASISC ASOCATA ASTROZONACAL AUTORIDADES TRADICIONALES Bakatá Bogotá Boletín Informativo Buenaventura Caldono Caloto Campesinos Capítulo Étnico Caquetá Catatumbo Cauca Cenpaz CESAR CESE BILATERAL Chocó Coca Sagrada Cocaleros Colectivo Juvenil Tulpa Caldono COLOMBIA Comunicados CONAFRO Congreso de los Pueblos CONPAZ CONPI Consejo Comunitario Consulta Previa Córdoba Corinto COVID19 CRIC CSIVI CULTURA Cumbal Cumbre Agraria Defensa de la Madre Tierra Defensor de DDHH Delincuencia Informática Denuncias Derechos Humanos Diálogos de paz ELN Eva Golinger Eventos FARC FENSUAGRO FEU Formación FORO FOSPA Frente Amplio Fuerza Pública Genocidio Gobierno Nacional Grupo Pijao Guajira Guardia Cimarrona Guardia Indígena Huber Ballesteros Ibagué Implementación impunidad Incauca Informes Instancia Especial con Pueblos Étnicos Intancia Especial con Pueblos Etnicos Internacional Jóvenes Justicia y Paz KWESX KXAW La paz Si es Contigo Líderes Sociales Luz Mery Panche Chocue Majayura Makaguan Marcha Patriótica Marcha Patriótica Cauca Marcha por la Paz María Jesús Pinto Masacre del Nilo Medio Ambiente Medios de comunicación Meta MOEPP movilizacion Mujeres Indígenas por la Paz Muralismo Nariño NASAS Natagaima Naya Ni una menos Nilo No más Abusos Norte del Cauca ONIC Opinión Organiación Popular organización estudiantil p Paramilitarismo PARO NACIONAL PAZ Paz en Peligro PCN Pioyá Pital PNIS Política Agraria Presidente de la Republica Prisioneros Políticos Protesta Social Pueblo Embera Pueblo Inga Pueblo Korebaju Pueblo Misak Pueblo Murui Muina Pueblo Nasa Pueblo Nuevo Pueblo Pijao Pueblos Indígenas PUPSOC Putumayo Quibdó Re-victimización Reconciliación REDDHFIC Relato REMAP Renán Vega San Vicente del Caguán Sucre Territorios interculturales TOLIMA Tomàs Gisbert Tulpa TUMACO Tumburao Unai Aranzandi Unión Patriótica UNIOS Valle del Cauca Videos Vigilia Por La Paz WAUNDEKO Wayúu Zona Veredal ZRC ZVTN



More than four hundred social leaders in Colombia have been killed in the last two years in the context of peace building. During this time, Colombia became a member of the North Atlantic Treaty Organization – NATO and of The Organization for Economic Co-operation and Development – OECD.

By Jorge Andres Forero Gonzalez*

The international experience regarding the termination of army conflicts show that starting the process of reconciliation to usher in a new era is very difficult. Building trust in the process, and the ability to quickly find solutions to the structural problems that caused the war in the first place, are very important in gaining support from the population in order to build peace. With more than ten million people displaced in the last thirty years, three hundred thousand deaths, and the forced migration from rural to urban society, it is mandatory to understand that life is sacred in Colombia.


In 2016, after sixty years of war in Colombia, the country finally created a peace agreement. This accord has given Colombia the possibility to start again as a society, but the implementation of it is in a precarious situation. The peace process in Colombia brings hope and the possibility to end the war in the western hemisphere by looking for one real solution for global problems such as drugs trafficking, but there are three big risks and potentially bad effects in the implementation process: One, the killing of social leaders. Two, the slow process of implementation and the new, conservative government. And three, the potential effects on Latin America, especially regarding the global drug problem.
Since 2016, the year the government of Colombia and the most powerful guerrilla organization on the continent, The FARC, signed a peace agreement, an average of more than two hundred social leaders have been killed in Colombia(1). The murders of these human and environmental rights defenders and leaders of the social movement in Colombia are strictly related to the implementation of the peace accord, to the historic persecution of social movements in Colombia, and to the transition of hope of a new society. According to The United Nations, the government of Colombia is directly responsible in protecting the population, and the murders are a terrible message to society in Colombia (2). More than fifty ex-FARC guerrilla members have been killed (3). This type of situation creates a difficult environment in which to begin the peace building process. This is specially true in communities and social organizations because it requires many years for one society to recuperate from the death of more than four hundred community leaders.
The second big risk of the peace process is the slow development of the new “architecture” and public institutions to build peace in the country. A very important change is that the FARC abandoned their weapons and are now a political party in Colombia, which is a grand symbol of new democracy. However, the implementation of the peace accord has not been applied to many points that were agreed upon. For example, the political participation of victims in the new Congress that was projected to start this year do not have special legislation to do so. In addition, new economic investment in places where war took place are insufficient and do no provide real support for the local communities. Likewise the newly elected president of Colombia holds a strong position against the peace agreement (4), and his political godfather and party leader is presumed to have relationships with the narcotics trafficking industry (5). It is important to understand that after sixty years of war, the governmental challenge to build peace is a complex task, and the first years of implementation of the agreement are fundamental.
Third, Colombia is known to be the biggest producer of cocaine in the world. Unfortunately, the trafficking of narcotics in Latin America impacts all countries, especially Central America, the Caribbean, and Mexico. It has also had a big effect on the border with The United States. This chain reaction is associated particularly with the illegality of the drug mafias/paramilitaries and their use of violence and weapons to control the population. In many places, the paramilitaries, who sometimes work in conjunction with the governments, have been known to take the role of the government, which can lead to corruption and violence. For example, according to researchers, in Colombia “over 10,000 were killed to boost numbers for military aid in  a ‘false positives’ scandal (6).” Some big businesses have benefited from the war on drugs and are working in conjunction with drug gangs, private weapons businesses, black markets, and financial speculators around the world (7).
Forty years of fighting the war on drugs without success demonstrates that the world has lost this war. Young people that consume drugs in “developed” countries, and the young people that work in the illegal chains of drug trafficking such as the manufacturers, members of the private armies, and the traffickers, have been faced with social degradation and the lessening of values. The drug problem is global and its’ only solution is international cooperation.
There are three solutions to address this problem. First, the government of Colombia needs to recover the monopoly of weapons and justice, and give guarantees to social leaders and organizations that are working on the peace implementation process. It is time to stop the genocide of human and environmental rights defenders and leaders of the communities. Second, all the state powers needs to work together to build powerful peace building institutions and infrastructure. This infrastructure must be a negotiation and agreement process involving all social actors in Colombia, establishing trust with a society that wants a second opportunity for peace. Likewise, it is very important that peace talks in the development of Cuba between the Government of Colombia and the ELN guerrilla ends as soon is possible (8). Third, the Colombian government needs to break the relationship between paramilitary groups/mafias and the state, and create a large social and economic presence in the country.
In conclusion, in keeping a global vision, the new government should comply with the social demand for peace in Colombia, and to support the global agenda for giving economic alternatives to the producers of coca leaves, and follow the four point agreement in regards to finding solutions for the drug problem. This would be a good start to finding a global solution for putting an end to the sad history of war and desolation due to drug trafficking.
* Jorge Andrés Forero-González is from Colombia and, has studied economics and political science at the National University of Colombia and the University of the Andes. He is working with indigenous peoples, the Afro-Colombian community in CENPAZ, and agricultural communities in establishing processes for implementing the peace agreement. Right now is a Fulbright Fellow in USA in the Hubert H. Humphrey Program 2018 – 2019.
** Editing for Miranda Mosis, MAEd., Public Teacher in USA and Specialist in Education. Special Thanks.
*** Picture Revista Semana
*** Picture Revista Semana
 No more Criminal Death in Colombia. Documentary Nos están Matando el grito de los líderes sociales en Colombia  (CC in English) With Hector Carabali of CONAFRO and  CENPAZ and  Feliciano Valencia of CRIC and Member Elected in the new Political Congress of Colombia.

Notes:
  1. To see details of the dramatical situation see:  “Informe: Todos los nombres, todos los rostros” Disponible in: https://www.marchapatriotica.org/todos-los-nombres-todos-los-rostros/ and  Colombia: State Agents Accused of Murdering Social Leaders. Available in https://www.telesurtv.net/english/news/Colombia-State-Agents-Accused-of-Murdering-Social-Leaders–20180713-0007.html
  2. “ONU expresa preocupación por asesinatos de líderes sociales y por el reclutamiento de niños en Colombia” Disponible in: https://cnnespanol.cnn.com/2018/03/20/onu-expresa-preocupacion-por-asesinatos-de-lideres-sociales-y-por-el-reclutamiento-de-ninos-en-colombia/
  3. “Van 50 exguerrilleros de las FARC asesinados; Fiscalía” Disponible in: https://www.debate.com.mx/mundo/Van-50-exguerrilleros-de-las-FARC-asesinados-Fiscalia-20180208-0257.html
  4.  Ivan Duque won the election the last June 17 and will start his period in August 7. The recently announcements of the new president and action of his Political Party increase the difficult situation in the implementation of peace agreement, especially in the Justice for Peace, one of the pillar of the agreement. In the same way his political position is very conservative in points like gender equality. See for example  Colombia Was Just Starting to Deliver Justice to Women. Will a New President Get in the Way? http://time.com/5315938/colombia-justice-women-ivan-duque/
  5.    Cables Contain Claims Former Colombian Leader (Alvaro Uribe Velez)  Is Tied to Drug Traffickers https://www.nytimes.com/2018/05/25/world/americas/colombia-uribe-drugs.html
  6. “Colombian army killed thousands more civilians than reported, study claims” Disponible in https://www.theguardian.com/world/2018/may/08/colombia-false-positives-scandal-casualties-higher-thought-study
  7. See for example: “How a big US bank laundered billions from Mexico’s murderous drug gangs” Disponible in https://www.theguardian.com/world/2011/apr/03/us-bank-mexico-drug-gangs
  8. In a complex situation, especially for the the low level of implementation of the FARC agreement,  the ELN Army of National Liberation, and the State of Colombia are working in Peace Talks in Cuba.  See “Colombia, ELN rebels renew peace talks in Havana” https://www.reuters.com/article/us-colombia-rebels-cuba/colombia-eln-rebels-renew-peace-talks-in-havana-idUSKBN1IB2PS
  9. About the links of the expresident Uribe (The godfather of the new President of Colombia) and Paramilitary/Mafias links, see the recent article of New York Times “In Colombian Death Ranch Case, Some Fear Prosecution Will Be Buried” https://www.nytimes.com/2018/07/08/world/americas/colombia-uribe-death-squad.html?ref=nyt-es&mcid=nyt-es&subid=article


Comunicado en esperanza y solidaridad por la Paz en Colombia ante el asesinato de Ibes Trujillo, líder de la Coordinación Nacional de Organizaciones y Comunidades Afrodesendientes CONAFRO


Al pueblo lo que es del pueblo.”
Rompamos las cadenas a través de la unidad.

Ibes Trujillo


Como Coordinación Nacional de Organizaciones y Comunidades Afrodescendientes CONAFRO, condenamos la desaparición y vil asesinato de nuestro compañero y hermano de lucha IBES TRUJILLO CONTRERAS, ocurrido entre el 10 y el 17 de julio, en la comunidad de Timba, Municipio de Suarez, Departamento del Cauca.

A Ibes lo desaparecieron el día 10 de julio cuando se encontraba en su finca. Llegaron tres hombres y una mujer, que se lo llevaron a un lugar desconocido. Al otro día, las personas que estaban en la finca se comunican con los familiares de Ibes para informarles lo sucedido, y es así que la noticia corre por toda la región y se denuncia a nivel nacional. Los Consejos Comunitarios de Comunidades Negras en el marco de su autonomía se declaran en asamblea permanente y definen emprender la búsqueda conjuntamente con los familiares, la Guardia Cimarrona, la Guardia Indígena y la Guardia campesina. La comunidad en movimiento se alerta y empieza la búsqueda para dar con el paradero de Ibes Trujillo y sus captores; es en vano y no se conoce más del líder hasta el día 17 cuando su cuerpo es encontrado sin vida en la vereda las Brisas sobre el rio Marilopez en Suarez Cauca. Desde CONAFRO responsabilizamos a las llamadas disidencias de las FARC, que hacen prescencia en nuestros territoros, de este cobarde asesinato. 

Su muerte es una más de los líderes sociales afros que se suma a la máquina de muerte que padecen los luchadores sociales en Colombia. En el país, desde la firma del acuerdo de paz entre el gobieno nacional y las FARC, han sido asesinados más de 400 líderes sociales, defensores y defensoras de derechos humanos y de la madre tierra y se ha incrementado la persecución a las organizaciones de los pueblos étnicos, sociales y populares. La muerte de este hombre nos duele tanto por su trabajo y lo que representa para la familia CONAFRO. Ibes fue parte de las comunidades y procesos fundadores de nuestra Coordinación, estuvo en las primeras reuniónes de 2014, después de venir de diferente procesos organizativos por la lucha de derechos de las comunidades afrocolombianas o negras articulada con otros pueblos y sectores del movimiento social colombiano como campesinos, victimas, obreros, trabajadores e indígenas.

Ibes, es un ejemplo de lucha, entrega por su comunidad y tenacidad para construir una sociedad mejor. Su legado se ve reflejado en los diferentes procesos donde tuvo militancia politica, siempre con un propósito de organizarnos como comunidades negras en la defensa de nuestros derechos. Iber deja una memoria de esperanza y solidaridad con la PAZ de Colombia siendo impulsor de procesos como la Asociación de Víctimas Renacer SIGLO XXI de Buenos Aires - Cauca, la Marcha Patriótica, la Coordinadora Nacional de Cultivadores de Hoja de Coca Marihuana y Amapola- COCCAM, el Comité Interétnico en Defensa del Territorio, los Consejo Comunitarios de la Cuenca río Timba Marilopez, y Audacia Brisas del río Agua Blanca, la Mesa Municipal de Víctimas, y la Coordinación Étnica Nacional de Paz CENPAZ, integrante esta última, de la Instancia Especial de Alto Nivel con Pueblos Étnicos que creo el acuerdo de paz para garantizar la incorporación del enfoque étnico en la implementación de los 6 puntos acordados en la Habana. Ibes estaba convencido que este acuerdo era el inicio para la reconciliazacion y avanzar a crear esecenairos de tranquilidad en los territorios, ya que sentaba las base para un bienestar común en nuestras tierras y sus comunidades, por eso fue un trabajador incansable por la paz.

A Ibes lo asesinaron los violentos que no quieren la paz, los que quieren adueñarse las tierras y desplazar a las comunidades, los que no están dispuestos a que se consolide el clamor social por la paz en Colombia. Aquellos que se oponen a generar condiciones de vida digna para las comunidades en sus territorios. Son los mismos que persiguen, y asesinan a los líderes sociales, ambientales y populares que luchan por el buen vivir para todos y todas. Hoy exigimos claridad, verdad, justicia, garantias de no repetición y castigo ejemplarizante para los responsables del asesinato de Ibes. Es tiempo ya que pare la ola de persecución, intimidación y asesinato a los líderes de nuestras comunidades. Porque trabajar por condiciones de vida digna en Colombia no puede verse como un delito de pena de muerte. Ni un líder social más asesinado solo por pensar diferente. Tenemos que avanzar, a pesar de los señores de la guerra y sus negocios y miedos, hacia una sociedad más justa en Colombia.

Finalmente, como hermanos y hermanas afrodescendientes extendemos nuestro sentimiento de solidaridad y fraternidad a los familiares y amigos de IBES TRUJILLO CONTRERAS, y en general al pueblo Timba y Suarez, Cauca que sufre una lamentable pérdida. Seguimos convencidos de este sueño de libertad y autonomia para los pueblos sembrado por Ibes y miles de nuestros ancestros negros afrodescendientes desde hace cientos de años.   



Al pueblo lo que es del pueblo.”
Rompamos las cadenas a través de la unidad.

Ibes Trujillo


Coordinación Nacional de Organizaciones y Comunidades Afrodesendientes CONAFRO
Coordinación Étnica Nacional de Paz CENPAZ

Julio de 2018.




Por: Aiden Salgado Cassiani                                                           19-07-2018


Esta canción del cantautor de trova cubana Pablo Milanés, la vida no vale nada, parece ser la realidad que hoy padecen los líderes sociales y defensores de derechos humanos colombiano. Ante la mirada indolente del gobierno saliente de Juan Manuel Santos, y el acompañante silencio del entrante Iván Duque, cada día matan líderes sociales en nuestro país, a pesar de un proceso de paz firmado entre la que fula principal guerrilla del país.
Cualquiera con conocimiento en temas sociales mira contradictorio lo que está sucediendo en el país con los líderes sociales, en medio de una pacificación que se nos vendió con la firma del acuerdo pero es todo lo contrario para los líderes sociales, porque solo la pacificación vino de un solo lado se acallaron los fusiles de la insurgencia pero regresó el asesinato a líderes sociales defensores de la paz, lo cual empezó con el movimiento social marcha patriótica en pleno proceso de paz, hoy que acabo el proceso se extendióal resto de líderes y defensores de derechos humanos.

En el gobierno anterior a santos casi todos los muertos por no decir todos, señalaban ese gobierno como guerrillero o le encontraba algún vínculo y esto con el coro de la prensa, sin ninguna causa lo que después se dio a conocer como los falsos positivos; donde mataron miles de personas inocentesque ni orientación política tenían, pero también prefabricaron informes para acallar muchos líderes sociales, hoy ese conflicto con la insurgencia ya no existe y nos preguntamos ¿porque nos siguen matando?
El día 17 de julio fue encontrado sin vida nuestro hermano, camarada, amigo y compañero Ibes Trujillo Contreras, después de ser secuestrado el día 10 de julio por personas desconocidas. Ibesera un líder social nato de timba Suarez - Caucaactualmente estaba como miembro fundador de laasociación de víctimas Renacer asorenacer siglo XXI; también fue militante de Marcha Patriótica, de diferentes profesos sociales, fue uno de los fundadores de la coordinación nacional de organizaciones comunidades afrodescendientes CONAFRO.

Con Ibes compartimos los ideales de luchar por una paz, fueron varias las actividades que juntos nos sentamos a compartir opiniones, la última vez fue para preparar en su comunidad el evento intercambio de saberes ancestrales entre guardia cimarrona realizado el 23 de junio de 2017 en la vereda la ventura de timba caucaAnalizábamos allícoincidentementecuales deberían ser los mecanismos de protección para las comunidades después de la firma del acuerdo de paz, ya que él, como muchos presentíamos que después de la salida de la insurgencia de los territorios estos quedarían a merced del paramilitarismo y la delincuencia,razón por la cual había que generar mecanismos de protección del territorio y sus líderes, es por ello que la guardia cimarrona la perfilamos como una estrategia fundamental.

Ibes quien se encontraba en esos planes de fortalecimiento de la guardia cimarrona para la paz, la convivencia y la seguridad, encontró la muerte en ese propósito en manos de los violentos que no les interesa otro camino para el país,sino el miedo, la zozobra y el pánico, para ello le sesgan la vida a los que luchamos por la paz; lo más triste de esto es que hoy fue Ibes y con el ya son alrededor de 10 líderes de CONAFRO asesinados, pero mañana no sabemos cuál será el próximo; y todo esto sucede ante la mirada indolente de la sociedad colombiana y la comunidad internacional, que parecen estar dispuestas a dejar que nos maten como si nuestras vidas no valieran nada.

En Colombiano nos podemos acostumbrar a la sombra del miedo, del asesinato, de la persecución, solo por pensar diferente, son más de 320 líderes asesinados en los últimos 4 años, y el 99%, eran personas que luchaban por la paz y tenían un pensamiento de ideas comunitarias y socialesdiferente a los gobiernos de turno, y esa no puede ser la excusa para que le quiten la vida a nadie, es de recordar que en la Habana Cuba se pactó un acuerdo de paz entre el Gobierno y la ex guerrilla de las FARC-EP que en uno de sus puntos el 3.4 tiene una propuesta para combatir las bandas paramilitares y proteger la vida de los líderessociales. Me pregunto sí es real el interés del gobierno de proteger a los líderes, ¿porque no ponen en práctica ese punto de los acuerdos que el firmo?
Exigimos que se aclare la muerte de Ibes y el resto de líderessociales asesinados, que pare la persecución y que el gobierno cumpla con la función de proteger la vida de cada ciudadano, porque no podemos seguir en un país donde parece que la vida de los luchadores sociales no valga nada.

Esto dice Héctor Marino carabalí líder también amenazado de Ibes Trujillo:

Ibes Trujillo líder  social del Municipio de Buenos aires, con un trabajo reconocido a nivel regional y nacional, se inició junto con otros compañeros del norte del cauca y en el país en el PCN,Posteriormente conformamos la Asociación de Víctimas Renacer SIGLO XXI de buenos Aires y constituidos marcha patriótica, Conafro, Coccam,comité interétnico en defensa del territorio, 2 consejos comunitarios, Cuenca río timba Marilopez,Consejo comunitario audacia brisas del río Agua blanca, la mesa municipal de Víctimas. Es una persona que estuvo presente en todos los procesos de reivindicación de nuestros derechos económicos políticos sociales y culturales, siempre de buen humor nunca le miré de mal genio, mi amigo, mi hermano, mi confidente, mi referente, mi protector,un gran hombre. Me quedan todos sus recuerdos sus consejos su orientación por otro lado muy asediado por las mujeres dejó bastantes retoños más mujeres que hombres dejó dos hombres menores de edad. Es mucho más, pero lo dejo para el diario que voy a escribir de mi hermano Ibes popularmente lo llamábamos mi doctor Trujillo y mi hija lo llamaba popularmente tobillo.

Con estas palabras de nuestro hermano carabalí podemos observar el talente de este hombre que lo dio todo por su pueblo negro.

Desde el palenque un cimarrón todavía.

Cimarrón- Activista-Palenquero ​Miembro del CONAFRO, del CEUNA. kombilesa. CENPAZ- Activista. Email latrombosis@hotmail.com



Por: LUZ MERY PANCHE Integrante Instancia Especial de Alto Nivel con Pueblos Étnicos – CSIVI.


En mayo de 2017, cuando se expide el Decreto Ley 893 sobre los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial – PDET, se determina que la región Cuenca del Caguán y Piedemonte Caqueteño, estará conformada por los 16 municipios que conforman el departamento del Caquetá mas el municipio de Algeciras Huila, en total 17 municipios.

El Caquetá es un departamento Amazónico con una extensión de 88.965 Km cuadrados y 510.047 habitantes (1), con problemáticas históricas como la pobreza que alcanzó una incidencia de 35,1%, mientras a nivel nacional fue de 26,9% en 2017 (2), agravada por el conflicto armado, la débil presencia institucional, el avance de economías ilegales y graves procesos de deforestación, entre otras.

En 14 de los 16 municipios que conforman este departamento se encuentran aproximadamente 10.200 personas pertenecientes a los pueblos indígenas Uitoto (Muruy Muina), Koreguaje, Embera Chamí, Nasa, Pijao, Misak, Inga, algunas familias Tucano. Piratapuyo, y Andoke.

Actualmente existen en el departamento 48 Resguardos, 14 parcialidades y 17 asentamientos urbanos, resultado del conflicto armado, que abarcan territorialmente el 7.2% (642.144 Has) del total territorial del departamento, que en su mayoría se encuentra en áreas de conservación.

Aunque gran número de familias indígenas poseen territorio, su situación socioeconómica es muy precaria, sus comunidades se encuentran muy alejadas de los centros urbanos dificultando el acceso a servicios. La producción agropecuaria es incipiente y gira en torno a la producción de alimentos para el sustento familiar que se ha venido deteriorando poniendo en riesgo de desnutrición a toda la población.

En agosto 27 de 2017, se iniciar reuniones de acercamiento entre la Agencia de Renovación del Territorio – ART y las Autoridades Indígenas en el marco de la Mesa Departamental de Concertación – MDC, creada por Resolución 001744 de 2015. En este espacio las Autoridades Tradicionales delegan una Mesa Técnica que elabora y presenta la propuesta de ruta, presupuesto y equipo técnico para la construcción, en el marco del Mecanismo Especial de Consulta – MEC (Articulo 12, Capitulo II del Decreto ley 893 de 2017), del capítulo indígena del PDET Cuenca del Caguán y Piedemonte Caqueteño que se ajusta en septiembre 19 de 2017.

En febrero y marzo de 2018 se vuelven a programar mesas de trabajo que se levantan por incumplimientos de la ART que se denuncian públicamente y finalmente en mayo 8 de 2018 se retoman compromisos con delegados nacionales de la ART.


Entre los acuerdos se resaltan:

1. La construcción del capítulo indígena del PDET Cuenca Caguán y Piedemonte Caqueteño, se realizara en el marco del Mecanismo Especial de Consulta (Decreto ley 893 de 2017) que se enmarca en el Derecho fundamental de la Consulta Previa según Convenio 169 de OIT acogido por la Ley 21 de 1991 según quedó establecido en el Capítulo Étnico del Acuerdo de Paz.

2. La ruta establecida contempla reuniones comunitarias en cada resguardo, parcialidad y asentamiento, garantizando amplia participación de mayores, mujeres, jóvenes y niños con quienes se hará pedagogía de Acuerdo de Paz y su implementación, del capítulo étnico, del Decreto ley 893 de 2017 y de la ruta para construcción del capítulo indígena del PDET.

Una segunda fase contempla la planeación estratégica a diez años, desde la base teniendo como sustento los planes de vida, planes de manejo ambiental y demás herramientas de planeación trabajada por las comunidades.

En algunos municipios se llevarán a cabo reuniones municipales indígenas para priorizar propuestas que serán acogidas en los planes de desarrollo municipal para próximas administraciones.

Prosigue la fase de asambleas por pueblos para priorizar acciones contenidas en los diferentes planes de Salvaguarda y Políticas Publicas y se plantea al final un trabajo conjunto que ajuste y recoja las propuestas regionales con la protocolización del Mecanismo Especial de Consulta.

3. Al principio se planteó que el tiempo de ejecución de la ruta seria de siete (7) meses, empezaremos en julio de 2018 con un equipo de 14 técnicos indígenas, avalados por cada organización en los municipios.

4. Los días 21 y 22 de junio de 2018 se hace la instalación del MEC, el equipo técnico estará contratado hasta finales de julio por la transición del nuevo gobierno y se espera que se reanude, sin traumatismos, la contratación hasta terminar el proceso de construcción del PDET.

5. Toda la ruta será financiada por la ART y la protocolización o cierre del proceso se hará en la Mesa Departamental de Concertación Ampliada como punto final de la ruta.

6. Se realizarán reuniones periódicas cada dos meses para hacer seguimiento y evaluación de ejecución de la ruta y se propone que a finales de julio se aborde la primera reunión de seguimiento para preparar documento inicial que se presentaría en septiembre de 2017, mientras se sigue desarrollando la ruta establecida.

7. Se propone a la ART facilitar encuentros regionales con otros sectores sociales para dialogar sobre contextos territoriales, problemáticas sociales, ambientales, culturales, visiones de desarrollo y propuestas de carácter regional.

8. Los espacios con instituciones también se plantean para la articulación y ejecución del PDET

Para el movimiento indígena del Caquetá, es muy importante el posicionamiento político de la Mesa Departamental de Concertación como espacio de unidad de los pueblos y para el dialogo y la concertación con instituciones y organismos internacionales que permitan concretar en cada comunidad el ejercicio de derechos para superar la extinción física y cultural de los pueblos.

La construcción del PDET plantea también el reto del dialogo intercultural que permita visibilizar propuestas conjuntas con el resto de sectores sociales como punto de partida para la construcción de alternativas de administración y gobernabilidad del territorio amazónico que permita la reconciliación y la armonía no solo en la convivencia humana, sino también con el territorio.

Resolver de entrada los conflictos territoriales y las necesidades de tierra, son apuestas que priorizan los pueblos indígenas del Caquetá, el cuidado del agua y de la Amazonía como pulmón del planeta, Caquetá como parte de la región amazónica y la concertación con el gobierno nacional frente al desarrollo extractivista que se planea desde Bogotá y que pone en grave riesgo el equilibrio ambiental que ya está bastante deteriorado.

Existen muchas incertidumbres sobre el avance del proceso de construcción y ejecución del PDET, la articulación con el PNIS, resolución de los conflictos ambientales y territoriales y demás aspectos de la implementación con el nuevo gobierno.

Consideramos que el éxito en la construcción y ejecución del PDET, así como de toda la implementación del Acuerdo de paz, depende de la apropiación que hagan las comunidades campesinas, indígenas, afros y demás gremios y organizaciones presentes en el Caquetá, de no ser asi, tanto el PDET como el mismo Acuerdo quedaran en letra muerta y las comunidades afrontando la agudización de todas las problemáticas. LMP.




www.datos.gov.co . Datos a 2017.

www.dane.gov.co . Datos a 2017

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget