febrero 2015
Abya Yala ACIN ACISC ACIT ACONC Acuerdo Final Afrocolombianos Afrofeministas Agencia Prensa Rural ALCALDE Alexander Escobar amazonia Amenazas America Latina ANZORC Arauca Arte para la paz ASCAL-G Asesinatos ASISC ASOCATA ASTROZONACAL AUTORIDADES TRADICIONALES Bakatá Bogotá Boletín Informativo Buenaventura Caldono Caloto Campesinos Capítulo Étnico Caquetá Catatumbo Cauca Cenpaz CESAR CESE BILATERAL Chocó Coca Sagrada Cocaleros Colectivo Juvenil Tulpa Caldono COLOMBIA Comunicados CONAFRO Congreso de los Pueblos CONPAZ CONPI Consejo Comunitario Consulta Previa Córdoba Corinto COVID19 CRIC CSIVI CULTURA Cumbal Cumbre Agraria Defensa de la Madre Tierra Defensor de DDHH Delincuencia Informática Denuncias Derechos Humanos Diálogos de paz ELN Eva Golinger Eventos FARC FENSUAGRO FEU Formación FORO FOSPA Frente Amplio Fuerza Pública Genocidio Gobierno Nacional Grupo Pijao Guajira Guardia Cimarrona Guardia Indígena Huber Ballesteros Ibagué Implementación impunidad Incauca Informes Instancia Especial con Pueblos Étnicos Intancia Especial con Pueblos Etnicos Internacional Jóvenes Justicia y Paz KWESX KXAW La paz Si es Contigo Líderes Sociales Luz Mery Panche Chocue Majayura Makaguan Marcha Patriótica Marcha Patriótica Cauca Marcha por la Paz María Jesús Pinto Masacre del Nilo Medio Ambiente Medios de comunicación Meta MOEPP movilizacion Mujeres Indígenas por la Paz Muralismo Nariño NASAS Natagaima Naya Ni una menos Nilo No más Abusos Norte del Cauca ONIC Opinión Organiación Popular organización estudiantil p Paramilitarismo PARO NACIONAL PAZ Paz en Peligro PCN Pioyá Pital PNIS Política Agraria Presidente de la Republica Prisioneros Políticos Protesta Social Pueblo Embera Pueblo Inga Pueblo Korebaju Pueblo Misak Pueblo Murui Muina Pueblo Nasa Pueblo Nuevo Pueblo Pijao Pueblos Indígenas PUPSOC Putumayo Quibdó Re-victimización Reconciliación REDDHFIC Relato REMAP Renán Vega San Vicente del Caguán Sucre Territorios interculturales TOLIMA Tomàs Gisbert Tulpa TUMACO Tumburao Unai Aranzandi Unión Patriótica UNIOS Valle del Cauca Videos Vigilia Por La Paz WAUNDEKO Wayúu Zona Veredal ZRC ZVTN

Las denuncias de los campesinos pueden constatarse en el siguiente video, donde se escucha al coronel Edward Galvis afirmar que los campesinos que asistieron al Cabildo Abierto de Derechos Humanos lo hacían obligados por la guerrilla.
Tuluá, enero 28 de 2014. Presentación oficial del  Batallón de Alta Montaña No. 10

2015/ Febrero 16/ Derechos Humanos/ REMAP

En un comunicado, los campesinos de la zona montañosa de Tuluá denuncian la campaña de desprestigio y las intimidaciones contra la Asociación de Trabajadores Campesinos del Valle del Cauca (Astracava) que desde 2009 viene padeciendo y que “se agudizaron el año pasado (…) por parte del Batallón de Alta Montaña #10, cuyo comandante no tuvo ningún empacho en decir en el Cabildo Abierto de Derechos Humanos (DDHH) realizado el 14 de octubre en el las instalaciones del Honorable Concejo Municipal de Tuluá, que quienes asistíamos a dicho espacio lo hacíamos obligados”,  ver comunicado.

Las denuncias de los campesinos pueden constatarse en el siguiente video, donde se escucha al coronel Edward Galvis afirmar que los campesinos que asistieron al Cabildo Abierto de Derechos Humanos lo hacían obligados por la guerrilla:


Astracava también denuncia que a través de redes sociales como Facebook han aparecido personas con falsos perfiles para desprestigiar y amenazar a la organización campesina, hechos que ponen en riesgo la vida de todos los integrantes de la organización en un ambiente propiciado por los señalamientos de la Fuerza Pública. Por ello han exigido “a las autoridades civiles que garanticen los derechos a la libertad de asociación, a la libertad de pensamiento”, y se proteja su vida; del mismo modo exhortan a las autoridades a investigar y castigar ejemplarmente a quienes los difaman ocultándose desde las redes sociales, así como a quienes falsamente los acusan desde los organismos de seguridad del Estado.

Ante la gravedad de los señalamientos y la campaña de desprestigio que estaría preparando el terreno para una oleada crímenes y montajes judiciales contra los integrantes de esta organización, Astracava hace “un llamado a todo el campesinado, a los intelectuales, a los investigadores, a los trabajadores, a los desempleados, a los jóvenes, a las amas de casa, a los pobladores del campo y la ciudad, a manifestarse en contra de la estigmatización y persecución contra las organizaciones campesinas”, e invitan a fortalecer los lazos de “unidad como hermanos trabajadores del campo y la ciudad, por la reforma agraria, la soberanía y la paz con justicia social”.

- Ver comunicado de ASTRACAVA

Mantener los principios y no ahogarlos y abandonarlos en el turbio lago del pragmatismo político. Es una de las conclusiones en el análisis que nos llega desde la cárcel picota del luchador social y dirigente sindical Huber Ballesteros.

2015/ Febrero 1/ Prisioneros Políticos/ Por: Huber Ballesteros Gómez

Colombia, como quizás pocos países en el mundo, tiene la particularidad de ver surgir casi que permanentemente nuevos movimientos políticos.  Resultaría interesante, indagar sobre cuántos de estos, surgen y desaparecen cada cuatro años: digo cuatro años, pues es el periodo en que se convoca a elecciones tanto nacionales como departamentales y locales; aunque es sabido que no coinciden en una misma jornada.

Seguramente, nos sorprenderíamos  de la facilidad con que se activan y desactivan dichos movimientos. Su permanencia  en el escenario político depende mucho de los resultados que obtienen en las contiendas electorales. Por esa facilidad con que se crean y desaparecen, duda uno en llamarles partidos o movimientos. Realmente el nombre que mejor les vendría; sería el de empresas o microempresas electorales.

La escena política en la coyuntura electoral, se llena de nombres de movimientos, slogan, afiches y rostros de candidatos. Una policromía muy amplia de promesas y caras con muy poco contenido programático. Todos dicen lo mismo, critican lo mismo, incluso sin darse cuenta que las conductas reprochables en lo político o lo personal que le señalan a otros; son las mismas que ellos han practicado por años: cinismo u olvido involuntario. ¡¡¡Vaya uno a saber!!

Rondan los millones y las presiones indebidas, y no sólo de aquellas en que se coacciona con un arma, no. También las de conseguir o mantener un empleo, una beca o un contrato. Los movimientos y partidos con personería jurídica, se transforman en fábricas para vender avales y los garajes en sedes de campaña. Los desayunos, almuerzos y cenas en reuniones de negocios donde se venden y compran candidaturas y  además los principios y la ética política, se  cede el paso al pragmatismo electoral.

En esta coyuntura, el cargo de elección uninominal o en la corporación es más importante que el proyecto político.   “el medio se convierte en fin" y claro, no dejan de tener razón;  lo que no explican o no aceptan es que muchas veces es un fin personal. Algunos acudiendo al argumento del " realismo" dicen: Eso ocurre en todas partes, así funciona.

Pues bien. Quienes hemos asumido la lucha política desde la izquierda y los movimientos alternativos sabemos que efectivamente ese es el tipo de " democracia" burgués, que ni siquiera honra los principios liberales que le dieron origen. Estamos claros que es de su naturaleza. Pero ¿acaso no es precisamente contra eso que nos rebelamos? ¿ no  es  precisamente contra esas  instituciones como ésas que combatimos diariamente desde cuanta tribuna se nos abre? Y ¿por lo que miles han muerto y otros tantos miles somos prisioneros?

Porque la corrupción y la antidemocracia en el capitalismo no son fenómenos. Son instituciones. Para honrar a nuestros muertos, nuestros prisioneros y a todas y todos los que luchan por una patria digna y en paz, los demócratas de este país, entre los cuales nos encontramos los militantes de izquierda debemos  generar nuevas formas de hacer política. No es suficiente con escribirlo en nuestros documentos y volverlo consigna. Debe ser práctica diaria y generalizada para todas nuestras decisiones.

Eso,  parte de construir con la gente, y no en la coyuntura sino en la cotidianidad de sus problemas y sus luchas, las propuestas programáticas. Es contemplar otras formas de la participación política, sin reducirla a participar en elecciones. Llenar la escena política con nuestra presencia masiva para exponer y defender allí nuestras propuestas.

Es escoger sin el cálculo partidista, de grupo o del querer personal; la persona o personas que nos representarán en las instancias decisorias del poder público. Es entender que aunque me hayan elegido, el soberano sigue siendo el pueblo y es el quien traza la ruta y toma las decisiones.

Es ser capaz de seguir mirando el horizonte con ojos de esperanza, de ceder lo individual para trabajar por el proyecto colectivo. Es acertar en la táctica para lograr lo estratégico.

Mantener los principios y no ahogarlos y abandonarlos  en el turbio lago del pragmatismo político.

Hubert Ballesteros Gomez.
Cárcel La Picota
Bogotá D.C.



MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget