0


Diferentes pueblos, líderes y comuneros indígenas de Colombia desde hace algunos años hemos discutido cómo a partir de la defensa de la cultura y autonomía propia, contribuimos a la transformación del país en procura del buen vivir para todos. La Coordinación Nacional de Pueblos Indígenas es un proceso que se ha generado por dos inquietudes principales: en primer lugar, por la problemática indígena en el país. Y en segundo lugar, por las dificultades al interior del movimiento indígena.

En términos generales se identifican problemáticas que aquejan a nuestras comunidades y se convierten en bastión de lucha social: la pobreza extrema, la pérdida de territorio usurpado por transnacionales, la implementación de políticas lesivas hacia las comunidades, la aculturación forzada, la violación de los derechos de los pueblos indígenas, las disputas interétnicas por la tierra, la falta de reconocimiento político real indígena como sujeto, y en general, la precariedad o nulidad de las condiciones de vida digna. Como agravante de estas circunstancias, afrontamos el detrimento de la legitimidad de algunos dirigentes y el desvió de los principios de las organizaciones indígenas, los constantes señalamientos a comuneros, la corrupción y la cooptación de algunos dirigentes por parte del Gobierno Nacional.

Por ello es necesario resolver las problemáticas mencionadas, las cuales ponen en riesgo la unidad, autonomía y existencia de los pueblos indígenas. Es importante re direccionar la posición ideológica y política de las organizaciones indígenas. Consideramos que el movimiento indígena debe construirse bajo los principios de unidad, tierra, autonomía y cultura para avanzar en la construcción colectiva para el Buen Vivir.

Publicar un comentario Disqus

 
Top